Hace unos días la Comunidad de Madrid presentó su aplicación para iPhone con grandes fastos. Ignacio González, Vicepresidente del Gobierno Autonómico , fue el encargado de la presentación haciendo constar que la Comunidad de Madrid “no puede estar al margen del fenómeno apple”. En otro momento veremos si la aplicación merece la pena o no.

Efectivamente Apple es un fenómeno, y además un fenómeno positivo, puesto que la aparición del iPhone ha supuesto un cambio en la forma en la que entendemos la telefonía móvil, sobre todo en dos ambitos (hay muchos más, que no se enfade nadie), usabilidad y uso de internet móvil que hasta ese momento era usado por unos cuantos descerebrados, entre los que me incluyo, dispuestos a pagar unos precios todavía más abusivos de los actuales. Si nos atenemos a los datos publicados por la fundación Orange en su informe del 2010

, sólo el 14% de los teléfonos que funcionan en Europa son iPhone, por lo que quizá el fenómeno del que habla Ignacio González sea más un fenómeno publicitario o marketiniano que real ya que por ejemplo Symbian tiene el 46% del pastel y RIM está otro 5% por encima de Apple.

A donde quiero llegar es que la presentación de la aplicación de la Comunidad de Madrid es bajo mi punto de vista una prolongación del fenómeno mediático provocado por la manzana o dicho de otra forma, si no tienes una aplicación para iPhone/iPad/iPod no eres nadie porque la cosa está de moda. Por supuesto no estoy diciendo que no haya que hacer apps para iPhone, ni mucho menos, lo que quiero decir es que hay que establecer una estrategia más global, puesto que se está quedando fuera el 86% de los ciudadanos no poseedores de un iPhone. Cuando desde Alvina Consultores

comenzamos el proyecto de desarrollo de  la aplicación del iPhone para CIU y planteamos la necesidad de usar todas las plataformas disponibles en el mercado la decisión fue, que primero iPhone y luego las demás. Ellos por lo menos tienen ya su web móvil totalmente operativa

Una de las cosas que se ha criticado de la app de la Comunidad de Madrid es que parte de la misma es un mero lanzador del sitio web correspondiente, como es el caso de las citas de los médicos o de las entradas del Teatro del Canal. Supongo que poco a poco en las nuevas versiones se irán puliendo todo este tipo de supuestos inconvenientes que no lo serían tanto si se estuviese siguiendo la estrategia de la web única, es decir el acceso de cualquier dispositivo a una web optimizada para dicho dispositivo sin tener que desarrollar sites especificos. Pero el caso es que no todos los navegadores de móvil renderizan como lo hacen el propio Safari u Opera en su versión completa o Mini, es decir que de nuevo un montón de posibles usuarios móviles quedan fuera del acceso de los servicios. Por otro lado pensar en meter toda la información de la Comunidad de Madrid en una aplicación residente en el móvil es una locura.

Bajo mi punto de vista la estrategia de acceso a las administraciones desde dispositivos móviles debe de ser una estrategia global, extrayendo de cada dispositivo o de cada canal lo mejor de si mismo y combinando aquellos que sean necesarios. El resto, como dice el título de este post, es un coitus interruptus. Nos quedamos en la forma y no llegamos al fondo.

Post to Twitter Post to Delicious Post to Facebook

Etiquetas: , , , ,