Aunque en este blog se habla de móviles y el tema de la vela parece que no tiene que ver, en esta ocasión si, ya lo verán ustedes.
Acabo de bajarme del avión que nos ha devuelto a la realidad desde la Copa del Rey Audi Mapfre de Vela. Hemos estado allí desde el viernes hasta esta misma mañana y la verdad es que la experiencia ha sido bastante gratificante. Lo primero que quiero es agradecer a la organización del Real Club Náutico de Palma y especialmente a Autoritas [nos tomamos un par de coca colas con Llinares (gracias amigo) y con Anacleto] por la invitación y el trato recibido por su parte, vamos, “a cuerpo de rey” haciendo honor al nombre de la competición y ésto a pesar de que unos indeseables han intentado fastidiar la vida de una ciudad como Palma, que no conocía pero que me ha encantado. Aun así, todo ha salido a las mil maravillas.
Muchos de los lectores de este blog saben de mi pasión casi enfermiza por la nieve, el esqui y la montaña, pero pocos conocen que la mar me atrae más y más y lo bueno es que cada vez me gusta más. Aunque se puede pensar que ambos deportes no tienen nada que ver, nada más lejos de la realidad, tienen el común el nada desdeñable elemento del deslizamiento y como segunda derivada, que ambos se realizan en el medio natural y aprovechando el agua, en diferente estado, pero agua al fin y al cabo. Vamos que tanto mi mujer como yo hemos disfrutado de lo lindo con la experiencia vivida en Palma.

Nosotros estuvimos el viernes 9 de agosto junto con Chiqui y Paloma y aunque llegamos con la hora justa (cortesía de los maleteros de Iberia) y tras pasar un flojisimo control de seguridad nos ubicaron en la sala VIP donde además de enfundarnos en un polo del evento muy chulo, nos explicaron un poco el programa del día, para embarcamos posteriormente en un barco de seguimiento en el que además iban con nosotros César, Verónica, Chiara y Perdomo. Fuimos hasta la salida de la clase IRC para posteriormente ver el paso por la boya de Barlovento. Desde allí nos fuimos hasta Cala Blava donde nos pudimos dar un bañito en unas aguas de color azul turquesa absolutamente alucinantes. Comida rica rica, y vuelta al muelle. De nuevo en la sala VIP atendidos a las mil maravillas. Aqui nos reunimos con Guadián, Ariadna y Ginés. También me encontré con Alex, pero al final ni pudimos hablar porque el iba en otro barco y le perdí la pista. Por la noche de cena y de copitas con los amigos. Al día siguiente nos encontramos con Rosa

y Laura a la que no conocía personalmente.

Cuando hablaba de la importancia de los móviles me refería, a que toda la información que era colgada por todos los que estabamos alli siguiendo la regata, lo era desde el barco y desde nuestros teléfonos móviles. Hay que resaltar el uso intensivo que la organización ha hecho de las diferentes herramientas y redes sociales que por lo que he podido ver ha supuesto una difusión de esta edición que nunca se había alcanzado. De nuevo felicitaciones a la organización.

El siguiente video es un compendio de las imagenes que he subido a Flickr con una música que nos traslada a otra época.

En el cancionero “dabadaba” ibérico hay numerosas canciones dedicadas a Palma y a Mallorca y al final la elegida para el video ha sido “En Palma de Mallorca”, aunque podría haber sido cualquiera de las que incluyo a continuación. Por cierto, mil gracias a la gente de Dabadaba Revival Project

En fin, como podéis ver, toda una experiencia gratificante

Post to Twitter Post to Delicious Post to Facebook

Etiquetas: , , ,