Ayer me llevé una gran sorpresa. Resulta que fui a buscar el pan en Torrelodones y en la cola dos señoras de unos 60 años estaban comentando lo difícil que resultaba ahora poder apuntarse a un viaje del Ayuntamiento porque desde que habían puesto el sistema de los “mensajitos” o ibas el primer día o no cogías plaza. En ese momento engordé hasta límites insospechados por tres razones, porque el sistema funciona, porque el sistema se lo monté yo y sobre todo por la edad de las señoras. Sabéis que personalmente tengo una cruzada para que los mayores no sean excluidos del mundo “digital”. Siguieron hablando de que le mandaban mensajes a sus nietos y que hablaban ahora más con ellos.
Hace unos días hablaba de la iniciativa de la THAM (Manconunidad de Servicios Sociales que agrupa a Torrelodones, Hoyo de Manzanares, Alpedrete y Moralzarzal, todos de la zona Noroeste de Madrid) con la organización de un curso de uso de móvil para mayores. Pues bien, este es un ejemplo de la utilidad de dichos cursos. Un coste / beneficio mayor que muchas actuaciones de las AA.PP.

Post to Twitter Post to Delicious Post to Facebook